Una tos es una expulsión repentina de aire desde los pulmones. Generalmente su objetivo es limpiarlos y el tracto respiratorio de secreciones y de sustancias inhaladas ajenas a estos.

Existen diferentes tipos de tos:

  • Tos aguda, que dura menos de 3 semanas
  • Tos subaguda, que dura entre 3 y 8 semanas
  • Tos crónica, que dura más de 8 semanas

La tos aguda suele ser consecuencia de una infección, como un resfrío o una gripe. En algunos casos, la tos aguda puede ser signo de otras afecciones, como:

  • Exposición a un irritante o un alérgeno
  • Aspiración de un cuerpo extraño
  • Bronquitis aguda
  • Neumonía

La tos subaguda suele ser una tos posterior a una infección respiratoria. También puede ser causada por exposición a sustancias irritantes o a cualquier cosa que pueda causar tos crónica.

La tos crónica tiene muchas causas. Los ejemplos más comunes son:

Alvéolos (sacos de aire) del pulmón
Bronquitis crónica
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.