Hay distintos tipos de diuréticos (píldoras de agua) que se usan para tratar muchas afecciones de salud. Estos incluyen lo siguiente:

  • Diuréticos de asa
  • Diuréticos conservadores de potasio
  • Diuréticos de tiazida
  • Combinación de hidroclorotiazida y conservadores de potasio

Los diuréticos pueden recetarse para tratar lo siguiente:

  • Presión arterial elevada: alta fuerza sostenida del flujo sanguíneo contra las paredes arteriales.
  • Insuficiencia cardíaca: circulación inadecuada que causa hinchazón como resultado de la acumulación de líquido.
  • Linfedema: circulación inadecuada de ganglios que causa hinchazón como resultado de la acumulación de líquido.
  • Hipercalcemia: niveles excesivos de calcio en la sangre.
  • Hirsutismo: crecimiento de cabello excesivo en las mujeres que aparece en lugares parecidos a los de los hombres.
  • Diabetes insípida: los riñones extraen agua inadecuadamente del sistema circulatorio.